Así reaccionó la Iglesia tras violación y muerte de bebé en Bolivia

El Arzobispo de Santa Cruz (Bolivia), Mons. Sergio Gualberti, señaló que la violación y la muerte de un bebé de ocho meses que ha conmocionado al país sudamericano, es el resultado de una “sociedad que prescinde de Dios”. En recientes declaraciones dadas a conocer por el sitio web Iglesiaviva.net tras la muerte de Óscar Alexander Choque, un bebé de ocho meses que fue violado tras lo cual murió, el Prelado de origen italiano dijo que “esta barbarie es resultado de una sociedad que prescinde de Dios, que se ha olvidado de Dios, que ha perdido de vista la referencia esencial y firme a los valores humanos y cristianos del Evangelio”. Óscar Alexander, que vivía en el orfanato público Virgen de Fátima tras ser rescatado de sus padres alcohólicos, sufrió un paro cardiorrespiratorio a consecuencia de las hemorragias internas que le provocó la violación, según ha determinado la autopsia. La jueza encargada de este caso ordenó el encarcelamiento de dos enfermeras y una cuidadora del citado orfanato, y dictaminó la detención domiciliaria para otras cuatro personas entre las que figuran médicos y personal del hospital al que fue trasladado el niño tras sufrir la agresión que ahora se investiga. Los siete detenidos están acusados de infanticidio y encubrimiento. Mons. Gualberti dijo que este crimen “demuestra hasta qué grado de degradación y deshumanización hemos caído en nuestra sociedad, un crimen que grita ‘venganza’ ante Dios”. “Nadie que tenga sentimientos humanos puede quedar indiferente ante este hecho”, concluyó.